Blogia
*** Acuarela con canela ***

Pendientes nuevos

Pendientes nuevos

Ay, ay, ay... Casi un mes sin escribir... ¡Si es que esto no pue sé! La verdad es que no he tenido apenas nada que contar... Cositas triviales, más que otra cosa; como que pujé en Ebay por varios ovillos de Silke Tweed de Garnstudio que finalmente no gané (sólo podía gastarme seis euros, que era la cantidad que tenía en la cybertarjeta y en cuanto una persona me sobrepujó, adiós lanita), de lo que en el fondo me alegré, pues necesitaba más unos pendientes en tonos verdes para una boda. Éstos de aquí; como veis, uno de los brillantitos es de distinto tono que el resto (grrr!! tendría que haberme fijado que en la foto del anuncio precisamente le faltaba y no se especificaba, probablemente el vendedor tampoco se había dado cuenta...), pero como no se me van a ver casi con el pelo, no me importa demasiado. Además, tengo por aquí una peina a la que tengo que ponerle varios cristales y de todos modos tendré que comprar, así que la sustituiré. Por cierto, que no sé de estas cosas, ¿dónde se compran los cristalillos?

Por otra parte, antes de que me diera la fiebre de los boleros terminé un jersey de bebé en color azul, pero no sé por qué no colgué aún las fotos (bueno, sí que lo sé, por flojeza, jajajaj!), así que para mañana a ver si las subo (con la luz que entra por el balcón han salido muy oscuras.) Podría haber quedado mejor, pero ahí está. Aunque hice la muestra de cinco centímetros tal como pedía el patrón, al terminarlo tuve que deshacer las manguitas y hacerlas más largas pues había quedado muy chiquitín, tamaño muñeco... Por lo demás, no he cogido mucho las agujas en este tiempo, tan sólo para hacer unos cuadraditos que le prometí a Sara (no desesperes, ¡en cuanto termine el último te lo mando!)

Sobre mis lecturas: He leído poquísimo (enganchada como estoy a OT 24 horas no doy para más, jajajaj), pero he podido terminar "Martina, la rosa número trece" (sobrecogedora historia, más aún sabiendo que aunque parte  de la novela es más intuida que contrastada, forma parte de un hecho real, espeluznante. Sin palabras) y una lectura más liviana (en dos días la he devorado): "El príncipe de la niebla", primera novela de Carlos Ruiz Zafón, dirigida sobre todo al público juvenil, pero que a mí me ha tenido intrigada hasta el final (que no me ha gustado, por cierto.) En la mesilla de noche aún tengo pendientes por leer: "El juego del ángel", que me ha regalado mi chico por mi cumpleaños (¡guapoooo!); "La elegancia del erizo" y "El libro de la almohada". Creo que voy a tener que dejar de comprar libros en un tiempo... ¡aunque primero tendría que dejar de añadir más a la lista!

¿Y qué más? ¿Qué más puedo contar? Que he vuelto a ponerme a régimen y que me comería al vecino por los pies si por mí fuera; ¡¡madre, qué hambreeee!! ¡Ufff! ¡Y lo que me queda todavía! En fin, es lo que hay :) y bueno, no me obliga nadie, así que no me puedo quejar tampoco. Bueno, me voy yendo que tengo que prepararme el almuerzo. ¡Ñaaaaam!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

mari cruz -

Preciosos.Los cristalitos como por aqui no hay tienda de abalorios se pueden encontrar en tiendas de manualidades o mercerias.
Un besote.
Mari Cruz

Pilar -

Bellisimos, y verdes!!!
Tambien estoy viendo OT este año. Hay cada estaca!!!!

Laurix -

Muy chulos los pendientes!! Los cristalitos se compran en las tiendas de abalorios. Si no los encuentras, dime el color y te los mando yo, que aquí los encuentro fácil, je,je,je y así tengo una excusa para pasarme por la tienda :-P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres